Ritual de Kallunteria y Plunteria.

A mi personalmente siempre me gusta crear mis propios rituales y darles mi toque personal, quizás el nuestro os inspire, si no habéis tenido tiempo de celebrarlo para honrar a la Diosa este fin de semana.

Khairete!

2013-02-13 16.32.53 394886_10151244507149624_1047235911_n

Previo:

Antes del Ritual, limpia a fondo toda la casa aprovecha la energía del momento para hacer una buena limpieza en tu domicilio prestando especial atención a la zona donde tengas los altares.

Altar:

Mantel blanco, con una vela central que debe comenzar el ritual apagada y la estatua de Atenea o la imagen de Atenea que quieras consagrar, limpiar o con la que trabajes habitualmente. Ponle ofrendas a la Diosa relacionada con la época del año, la ofrenda tradicional para esta fiesta son pasteles de higos o higos sin más, por ser un símbolo de fertilidad, pon también un cuenco con agua salada a ser posible de Mar, que esté fresca y que no haya sido usada con otro fin. Olivo, aceite y sus ofrendas tradicionales.

Además de esto fuera del altar hay que preparar dos pequeños recipientes de agua salada; uno debe quedarse lejos del espacio ritual con un paño para lavar las manos antes de empezar, otro servirá para limpiar y purificar la zona del ritual. Si en tu domicilio tienes el fuego de Hestia encendido, consagra el agua con un fósforo encendido en el fuego de Hestia. Si no lo tienes encendido, fuego normal es suficiente. Puedes añadirle un poco de aceite de rosas para perfumarla si te gusta así. Si lo deseas puedes poner alguna representación de Zeus en el mismo altar y poner ofrendas para el, honrandolo como su padre.

Procesión:

Los participantes en el ritual tienen que partir desde donde este el bol con agua habiéndose limpiado para purificarse las manos y donde se crea necesario hacia el altar, portando las ofrendas que se vayan a dar en las manos. Al llegar a la vela de Hestia, la encendemos y recitamos el siguiente himno:

¡Oh Hestia! Que en la divinal Pilos proteges la sagrada mansión del soberano Apolo!

El que hiere de lejos; de tus trenzas fluye siempre húmedo aceite. Ven a esta casa,

ven con ánimo benévolo en compañia del próvido Zeus, y al mismo tiempo da gracia a mi canto.

Himno homérico XXIV

Purificación:

El sacerdote toma el cuchillo sagrado lo mete en el agua y purifica el altar, las ofrendas y todo lo que está alrededor recitando:

¡Oh gran señor Apolo, que todo lo purificas!

Deja que tus aguas limpien y consagren este espacio sagrado 

Por lo que es puro y limpio, alejando de el todo lo profano.

EKAS EKAS OSTIS ALITROS(X7)

APERTURA:

Escuchad Bienaventurados Dioses! De los mortales excelentes Amigos, poderoso apoyo del Kosmos. Escuchad Inmortales Dioses! Y Gracias a las libaciones dad a los humanos, la virtud, una inmensa dicha y la felicidad que todos ansiamos!

HIMNOS A LOS DIOSES

XXXII. A ATENEA

Palas unigénita, venerable hija del grandioso Zeus, divina y bienaventurada diosa, provocadora del estruendo guerrero, furibunda, nombrable e innombrable, celebérri­ma, que frecuentas las escarpadas cimas de las montañas y los umbrosos montes , y tu corazón alegras en los boscosos valles . Belicosa, que hieres las almas de los mortales con desvaríos, doncella que practi­cas el ejercicio, y posees un ánimo que infunde espanto, Gorgonicida , que rehúyes el matrimonio, ma­dre de las artes, excitante, inspiradora de delirios alocados contra los malvados y, para los honrados, sana prudencia eres; varón y hembra por naturaleza, engendradora de gue­rras, prudente, de cambiantes formas, serpiente, deseosa de inspiración divina, receptora de brillantes honores, des­tructora de los Gigantes de Flegras, conductora de ca­ballos, tritogenia, eliminadora de desdichas, victoriosa dei­dad, durante el día y la noche, sin cesar, en el último momento. Escucha, pues, mi súplica, y otorgame la paz y la felicidad, abundancia y salud y dias dichosos, señora de los ojos claros, tu que eres la inventora de las artes, soberana a la que diri­gen muchas súplicas.

Libación de vino.

XV HIMNO A ZEUS

Zeus venerado, Zeus inmortal, a ti te cantamos!: oh soberano, por tu decisión surgieron estas realidades concretas , la diosa Madre Tierra, las resonantes alturas de los montes, el mar y todo cuanto el cielo haya dispuesto dentro de su ámbito. Zeus, hijo de Crono, que empuñas el cetro y lanzas el ra­yo, de bronco ánimo, que todo lo generas, principio y fin de todas las cosas; sacudidor de la tierra, engrandecedor, purificador, que agitas el universo, autor del relámpago, del trueno y del rayo, progenitor Zeus. Escúchame, multi­forme, y concédeme una salud irreprochable, una paz divi­na y el prestigio sin tacha de la riquezas.

Libación de vino

CUERPO DEL RITUAL

PURIFICACIÓN DE LA ESTATUA

La purificación de la figura se hace sobre agua salada. Si hay algún chico joven en el ritual debe llevar el la figura hasta el agua, entonces pídele, o hazlo tu mismo, que introduzca la figura de Atenea en el agua. Si estás en la playa por supuesto puedes hacer esta purificación en el mar.Lava con dulzura a la Diosa mientras dices:

Salve Señora a ti y a todos los Dioses que moran en el Mar, en este día en el que venimos a purificar tu estatua, cantamos tus alabanzas, Señora de la Sabiduría, y de la propia pureza que este agua salada elimine todo lo impuro de tu representación en nuestra casa. Que el poder sagrado de estos elementos penetren en la estatua y la purifiquen y limpien eliminando de ella todo lo que no sea virtuoso.

Ahora saca la estatua del agua y sécala con un paño blanco limpio y colócala de nuevo en su altar.

Pon un poco de incienso si lo deseas que cubra de nuevo la figura.

Consagración de ofrendas

Si tienes cuchillo sagrado, desenvainalo y apunta a las ofrendas mientras dices:

Oh Dioses Inmortales

Traemos ofrendas a este altar

que hemos levantado en vuestro honor

Participar de ellas a traves de nosotros

Señores del Olimpo.

Puedes comer los alimentos comestibles y dejar los no comestibles en el altar, baja los higos a la orilla de un río para cumplir con la tradición Ateniense si lo tienes cerca, si no, consumelos también.

HIMNO ÓRFICO A HESTIA

LXXXIV. A HESTIA

Incienso oloroso

Soberana Hestia, hija del poderoso Crono, que ocupas el centro del hogar, esto es, donde se encuentra el fue­go perenne y grandioso. A estos sacerdotes de tus misterios conságralos, te lo ruego, manteniéndolos siempre jó­venes, dichosos, sensatos y castos. Mansión de los dioses bienaventurados y poderoso sostén de los mortales, eterna, multiforme, ansiada y de aspecto de verde hierba. Sonrien­te y afortunada, acepta cordialmente estos sacrificios, in­suflándonos felicidad y una salud dulcificante.

CIERRE

Os saludamos con alegría, O Poderosos Dioses! Con el corazón os damos las gracias por todo lo que hemos recibido en este ritual, traednos la salud y una vida en la dicha de la virtud lejos de las enfermedades. Genitó

 

2013-03-19 11.38.30 157997-mara-solsticio-de-verano-en-segeda-mara atenea (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s